UN DULCE PAR DE SENOS

UN DULCE PAR DE SENOS. NOVELA DELICADA E IRÓNICA SOBRE LA VIDA DE TRES GENERACIONES DE MUJERES SICILIAN

Editorial:
MAEVA
Año de edición:
Materia
Novela
ISBN:
978-84-15120-06-3
Páginas:
304
Encuadernación:
Cartoné
Disponibilidad:
DISPONIBLE EN 10 DÍAS APRÓX.
Colección:
VARIAS

El 5 de febrero de cada año, Agatina ayuda a su abuela Agata a elaborar la sabrosa receta de las cassatelle, un dulce irresistible en forma de seno en honor a la martirizada santa que lleva su nombre. Transmitida de generación en generación, esta receta, que simboliza toda la belleza de los senos femeninos, pero también su trágica fragilidad, es el regalo más preciado que Agatina recibe de su abuela y con ella, el delicioso relato evocador de la historia de dos linajes de familias sicilianas a lo largo del siglo XX. Agatina recuerda cómo su abuela no se cansaba de repetir que los senos, las minne, debían ser siempre iguales y pares, como la misma naturaleza. Es uno de los tantos proverbios que la abuela Agata le transmitía a su nieta, entre el olor de la ricota y el perfume del chocolate, junto con los ½ingredientes básicos+ para hacer de ella toda una mujer. De Catania a Palermo, vemos desfilar por las páginas de esta novela varias generaciones de mujeres sicilianas, con una multitud de destinos entrecruzados

El 5 de febrero de cada año, Agatina ayuda a su abuela Ágata a elaborar la sabrosa receta de las cassatelle, un dulce irresistible en forma de seno en honor a la martirizada santa que lleva su nombre. Transmitida de generación en generación, esta receta, que simboliza toda la belleza de los senos femeninos, pero también su trágica fragilidad, es el regalo más preciado que Agatina recibe de su abuela y con ella, el delicioso relato evocador de la historia de dos linajes de familias sicilianas a lo largo del siglo XX.Agatina recuerda cómo su abuela no se cansaba de repetir que los senos, las minne, debían ser siempre iguales y pares, como la misma naturaleza. Es uno de los tantos proverbios que la abuela Ágata le transmitía a su nieta, entre el olor de la ricota y el perfume del chocolate, junto con los «ingredientes básicos» para hacer de ella toda una mujer. De Catania a Palermo, vemos desfilar por las páginas de esta novela varias generaciones de mujeres sicilianas, con una multitud de destinos entrecruzados.