ESCRITOS DE UN SONANBULO

ESCRITOS DE UN SONANBULO

Editorial:
CABALLO DE TROYA
Año de edición:
Materia
Generalidades
ISBN:
978-84-96594-72-2
Páginas:
192
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
DISPONIBLE EN 10 DÍAS APRÓX.
Colección:
VARIAS

Aviso de lectura..No se me quejen: en este libro, que tiene el aire de un ensayo pero en realidad es un viaje por las palabras, las ideas y los autores que configuran el mapa de nuestra contemporaneidad, ustedes podrán reflexionar y charlar en compañía de Georges Bataille, Samuel Beckett, Maurice Blanchot, Nietzsche, Mallarmé, Baltasar Gracián, Antonio Machado, Georgia O'Keeffe, Pessoa, Luis Pimentel, Marcel Duchamp, Edgar Morin, Kostas Axelos, Jorge Barbi, Winnicott, Roger Caillois, Jean-François Lyotard, Julia Kristeva, Bernard Pingaud, Octavio Paz, Uxío Novoneyra, Lezama Lima, Richard Serra, Guy Debord, Perry Anderson, Eduardo Subirats, Elias Canetti, Baudrillard, Régis Debray, Adorno, Henri Michaux, Mark Tobey, Giorgio de Chirico, Heidegger, Severo Sarduy, Horkheimer, Kafka, Goethe, Walter Benjamin, Giorgio Colli, Ernest Jünger, Miguel Morey, Artaud, Deleuze, Proust, Erich Kahler, Eduardo Chillida, Calder, Luis Fernández, James Joyce, Maruja Mallo, Luis Gordillo, María Zambrano, Rimbaud, Henri Foncillon, Francis Ponge, Constantin Brancusi, Arundhati Roy, Javier Couso, Che Guevara, André Malraux, Urbano Lugrís, Hanna Arendt, Martín López Guerra , Baudelaire, Paul Klee, Hegel, Kant, Lukács, Carl Einstein, Picasso, Joan Miró, Paul Eluard, Merleau-Ponty, Claude Lévi-Straus, Susan Sontag, Rothko, Gao Xingjian, José Angel Valente, Tàpies, Guattari, Basquiat, Keith Haring, Buñuel, René Char, Buck-Morss, Celan, Francisco Jarauta, Juan Eduardo Cirlot, Bill Viola, Bob Wilson, Wilhelm Reich, Michel de Certeau, Warburg y Karl Kraus, entre otros..También está Buenaventura Durruti, pero no aparecen ni Ken Follett ni Mario Vargas Llosa. Dime con quién andas y te diré quien e

Un viaje, en clave de ensayo singular, a través de las palabras y los autores que marcan la ruta de nuestro tiempo.Aviso de lecturaEl príncipe que todo lo aprendió en los libros es el título de una de las obras de nuestro ínclito premio Nobel don Jacinto Benavente. Si usted encuentra el libro en algún desván o feria del libro viejo no dude en comprarlo y, ya puestos, incluso leerlo. Es un buen antídoto contra las bienintencionadas y hueras campañas gubernamentales, nacionales o autonómicas, para el fomento de la lectura. Fomento es palabro de rancio abolengo decimonónico y su coyunda con lectura parece anunciar uno de esos matrimonios condenados al fracaso. Andar entre libros era, hace apenas unos decenios, un signo sospechoso. Hoy sin embargo se nos recomienda la lectura como parte indispensable de nuestra sacrosanta dieta mediterránea. Y a nosotros, editores de todo el mundo ¡uníos!, nos parece estupendo, pues cabe suponer que a más lectura más libros, más ventas, más negocio, más sueldo (por cierto, jefa, qué pasa con lo mío) y menos despidos en el gremio. Lo que ya no me parece tan estupendo es que se recomiende la lectura así a boleo, al buen tuntún. Hay libros y libros, y unos nos hacen más tontos aunque otros sirven para preguntarnos si no nos estarán tomando por tontos. Aquí quedaría bien ahora una cita de Derrida o de Deleuze, incluso de Gabriel Zaid o Alberto Manguel, pero hemos leído este libro que hoy les ofrecemos y, de hacerlo, se nos caería la cara de vergüenza. Plantea, entre otras cosas, que leer no nos hace mejores, que las citas de autoridad más que autorizar desautorizan y que aquello de que leer nos hace libres es un eslogan que el amo se inventó para contentar a los esclavos. Y si alguien piensa que este aviso es como tirar piedras sobre mi propio tejado, se equivoca: ni el tejado es mío, ni tengo ganas de mojarme. Con la que está cayendo.